Once cosas que deberías saber antes de ir a visitar a un recién nacido.

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Maia

¡Sí! ¡Ha nacido! Tenemos tantas ganas de ir a conocer a ese bebé, ir a ver a nuestra amiga, familiar, nuestro hermano o allegado… que solo pensamos en nosotros, en las ganas de coger al bebé y enseñarles a sus padres el body tan chulísimo de pirata que le hemos comprado… Si hay momentos en la vida donde debemos frenarnos e intentar ponernos en la piel del otro, este es sin duda uno de ellos. Aquí te cuento once cuestiones a considerar antes de salir corriendo a verlos.

1- Espera a ser invitado: Cuando se acaba de tener un bebé,  el mundo exterior importa bastante poco. Aunque nos cueste creerlo, por muchas ganas de ver al bebé que tengamos, los nuevos padres no están deseando que vayamos a visitarlos. En esas primeras semanas hay muchas novedades, muchos cambios y muchas adaptaciones. Tener visitas inesperadas o sentirse obligado a recibirlas es lo último que quieren los padres. Has esperado muchas semanas para conocer al bebé, bien puedes esperar alguna más.

2-Manda un mensaje: Recibir llamadas cuando se acaba de tener un bebé puede ser molesto, inconveniente o estresante. En esa casa ya no hay horarios normales y aunque llamemos a una hora que nos parece conveniente, no podemos saberlo. ¿Y si han pasado toda la noche despiertos y por fin se han dormido cinco minutos antes de que suene el teléfono? Si cuando te enteras de la noticia, escribes un mensaje dándoles la enhorabuena y diciéndoles que sean ellos los que te digan cuándo puedes ir a verlos dentro de unos días, esos padres te estarán inmensamente agradecidos.

3- No vayas al hospital: Las salas de maternidad de los hospitales deberían prohibir directamente las visitas. Una mujer que acaba de parir en un hospital, está en una situación muy vulnerable. No solo acaba de tener un bebé sino que además está en un hospital donde ella no tiene ninguna autoridad ni privacidad por lo que entre quien entre en su habitación, se tiene que aguantar con esas visitas. Recién parida lo único que quiere una mujer es estar con su bebé y descansar. Además las habitaciones suelen ser compartidas por lo que no solo tienes que soportar (sí, sí, soportar) tus visitas, sino las de los demás.

4- Ayúdales: Una vez invitado a su casa, no te sientes y esperes a que te sirvan el café y las pastas. Se tú el anfitrión, levántate y prepara el café y se insistente. No aceptes un “no,no, deja, ya lo hago yo”. Insiste en que se sienten y ya te apañas tú en la cocina (Y si no te apañas, abre el frigorífico y sirves zumo o agua para todos y cortas fruta en un plato o lo que hayas traído tú).

¿Que no tienen de nada? Baja a hacer la compra. Con decisión apunta lo que necesiten y haz una visita a la tienda.

Tiende la ropa, friega los cacharros y según te vas, bájate la basura. Tu visita será la más recordada de todas.

Si no tienes confianza suficiente con esa familia como para hacer estas cosas, quizás no deberías ir hasta que el bebé tenga unos meses…

5- Lleva comida: Tener un bebé es tan cansado… que ni tiempo para cocinar se tiene. Hazles una tortilla, o tu mejor plato. ¿Que no cocinas? Cómprales un pollo asado o una empanada. Te lo agradecerán más que la típica caja de bombones y sus estómagos también.

6- Mantente alejado: Si no te encuentras al 100% no vayas a visitarlos aunque te hayan invitado. Los bebés tienen un sistema inmune muy débil y lo que a ti te afecta un poco, puede tener efectos devastadores en el bebé. Pospón tu visita para cuando estés completamente recuperado.

7- No hagas preguntas: Te contarán todo lo que quieran contarte sin necesidad de que les preguntes. Y lo que no te cuenten probablemente no sea de tu incumbencia.

8- No des consejos: Aunque tengas doce hijos, si no te piden consejo, mejor ahórratelos. Cada uno hacemos las cosas a nuestra manera y tu consejo aparte de ser bastante inútil, puede hacer daño aunque lo des con tu mejor intención.

9- Espera a que te ofrezcan coger al bebé: La única persona a la que el bebé conoce y con la que se siente seguro es su madre. El resto, incluido el padre, son extraños a los que se irá adaptando poco a poco. El bebé no tiene ningún interés en estar en tus brazos así que espera a que te lo den. Si esto no sucede, no te sientas mal. Piensa que estás haciendo lo mejor para ese pequeño. Si tienes la suerte de poder cogerlo unos instantes, siéntete afortunado y no lo acapares. En cuanto notes al bebé inquieto, devuélveselo a la madre (y no al siguiente en la fila).

10- No te olvides del resto: La llegada del nuevo miembro de la familia ha afectado a todos sus miembros. A todos nos gusta que se preocupen por nosotros así que no te olvides de mamá, papá y hermanos.

Si hay hermanos mayores en la familia, dedícales solo comentarios positivos como: ¡Vaya hermano mayor que tiene este bebé. Qué suerte ha tenido! o ¡Papá y mamá tienen tanta suerte esta vez que estás tú aquí para ayudar, que cuando naciste tú, no había una hermana mayor tan estupenda! Todos los niños se ven asustados y ensombrecidos por la llegada de un bebé. Evita comentarios que les haga sentir obligados: “Tienes que…”, “ahora ya no…”

Y no. Cuando llega un hermano, eso no les convierte en “niños grandes”, siguen teniendo la misma edad que ayer pero sus necesidades de atención posiblemente estén incrementadas.

Si llevas un regalo, no te olvides del hermano/s. Al recién nacido le da bastante igual un arrullo más o menos. El hermano mayor te agradecerá infinito que te hayas acordado de él en un momento así.

11- No estés mucho tiempo: Procura que tu visita sea lo más corta posible. Los padres necesitarán el tiempo para otras muchas cosas aunque sea para tumbarse un rato en el salón. Recuerda: ¡Lo bueno, si breve, dos veces bueno!

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Anuncios

30 comentarios en “Once cosas que deberías saber antes de ir a visitar a un recién nacido.

  1. Me gusto mucho el post y estoy de acuerdo con casii todo excepto con lo de cuando vas a visitar al niño a casa que le hagas la colada, estiendas ropa o le lleves comida para mi opinion si es una persona muy cercana a mi como una hermana o una prima muy cercana o una muy buena amiga se lo haria y tambien les pediria que me lo hicieran pero si es otra persona ejemplo las tipicas tios de tu madre/padre, vecina o algo asii no le dejariia o yo tampoco lo haria. Un besito

    1. Gracias Miriam por leerme y por tu comentario. Lo que he intentado plasmar aquí es lo que debería ser una visita a un recién nacido. Un familiar lejano (como ya comento) o una vecina no deberían ir a ver a un recién nacido hasta pasadas varias semanas. ¿Por qué no llevarles comida? No sé si tienes hijos pero te aseguro que se agradece mucho más que unos bombones o unas flores… Un saludo.

  2. Después de leer este post hecho en falta otro dando directrices a los nuevos padres (los cuales suelen ser más petulantes y molestos que las visitas). Así todos nos pondríamos en el pellejo de los demás y se produciría una empatía real. Un saludo.

  3. Yo ya la he compartido con mis contactos. Seré mami dentro de muy poquito y me da más miedo el tema de las visitas y los agobios que otra cosa (y soy primeriza) Me ha parecido muy útil 🙂 ¡Gracias!

  4. Hola!! He sido mama hace muy poco y entiendo perfectamente el articulo, sobre todo el tema de las visitas cuando de lo unico que tienes ganas es de dormir!!. Pero tambien me parece todo muy exagerado, madre mia!!! Por supuesto que yo no voy a decirle ni al padre del niño ni a mis padres ni a mis suegros ni a gente mas cercana cuando pueden coger el bebe y mas cuando a los bebes les encanta estar en brazos!!!! Chica si quieres a tu bebe pa ti sola vuelve a meterlo pa dentro. Es que cualquiera diria…. lo bebes necesitan muuuucho cariño y por supuesto que como el de la madre no hay, pero no veo que mi bebe este mal agusto en brazos de alguien que lo unico que le transmite es amor y ternura. Mi familia es inmensa…. y tenemos reuniones familiares y a todas he llevado a mi niño, te puedo asegurar que si esta dormido todo el mundo lo respeta. No se, pero el articulo me parece todo muy llevado a los extremos…me parece una manera de pensar muy egoista porque no se busca lo mejor para el bebe sino lo mejor para uno mismo.

    1. Hola Nerea. Cada uno tenemos nuestra opinión y todas son respetables. Sin embargo si piensas que no he pensado en el bebé al escribirlo, es que no lo has entendido. Todo lo que he escrito es para el bebé. Todo. A un bebé recién nacido le gusta estar en brazos. Sí, en los de su madre. Este articulo es sobre respeto a esa nueva familia y a ese nuevo miembro. Luego cada uno en su casa hace lo que quiere, faltaría más. A un recién nacido no le gustan las visitas, no le gusta estar de brazo en brazo, no le gustan los ruidos ni el jaleo. Los recién nacidos que han tenido un día ajetreado luego pasan una mala noche. Hablando en general si vas a visitar a un bebé deberías tener esto en cuenta y seguirlo o no. Allá cada cual. Pero decir que es egoísta… No lo entiendo.

      1. Yo hablo bajo mi experiencia propia… mi bebe ha estado de brazo en brazo y ha estado supertranquilo y yo lo veo agustito. Soy su madre y te aseguro que si yo notara que mi bebe no se siente agusto seria la primera en generalizar. Por las noches duerme genial lo coja yo solo en brazos o lo cojan mil personas…Es que parece que se ha puesto de moda que los bebes solo pueden estar con su madre metidos en una burbuja. En los brazos de la mama es donde mas agusto estan pero no quiere decir que en brazo de los demas no este agustito tambien. Yo me refiero a que no se puede generalizar. No todos los bebes se estresan.

      2. Normal Nerea. Cada uno hablamos desde nuestra experiencia. Pero aparte de experiencias personales, hay estudios serios que respaldan los consejos que aquí doy. Cuando escribes un artículo,por supuesto que hay que generalizar porque si no tendría que escribir uno por bebé. Lee de nuevo el título de la entrada. Hay infinidad de familias que se sienten avasalladas por las visitas. Si las visitas tuviesen estas cosas en cuenta, nos iría mejor a todos. Luego en cada casa, cada uno hace lo que quiera. No hablo de eso. Hablo de que no te sientes y esperes a que te lo hagan todo, hablo de que no cojas al bebé por iniciativa propia (a ti te gusta, a otras madres no… así que tú les darás a tu bebé encantada, las otras preferirán otra cosa…), que no invadas el espacio ajeno, que no te presentes sin ser invitado y no te tires hasta las tantas. Hablo principalmente de respeto. Y sí, lo digo en general.

  5. Cada uno tenemos una forma de pensar y ver las cosas y creo que una no es mejor que otra. En la respuesta acabas diciendo que si generalizas con el respeto. A mi siempre me han respetado nunca he sentido lo contrario. Tambien hay estudios que avalan e incluso la OMS, los efectos nocivos de la maniobra de kristeller y se sigue practicando por matronas a diestro y siniestro. A mi me la hicieron…al igual que a todas mis amigas que han sido mamas.

    1. Buenos días.
      A mi hay cosas que me llaman la atención. Creo que lo que se explica de las visitas, se puede aplicar a cualquier visita, el respeto hacia la gente que vamos a visitar.
      Aparte de esto, no me imagino sin preguntar, sin comentar, sin hablar, sin coger….en cambio, yendo a hacer la compra y buscando lo que les hace falta. Todas estas cosas son las que hacen la familia y amigos más cercanos …..
      Creo que todo está un poco exagerado, pero que la intención es buena.

      1. Gracias por tu comentario Maria Antònia. He intentado dar unas pautas generales a las visitas porque muchas pueden ser molestas e inoportunas. Hay mucha gente que necesita que sus visitas lean algo así. Creo que exageras al interpretar que en vez de estar con la familia te vayas a hacer la compra y que no hables ni comentes nada.
        No creo que esto se pueda aplicar a cualquier visita. Los primeros días de vida del bebé no son fáciles y si a todo lo que sucede, le sumamos además las visitas. Por esto justamente he escrito esto, porque no deberíamos comportarnos igual. Un saludo.

    2. ¿Ein? ¿Y qué tiene que ver una cosa con la otra? Pues evidentemente la maniobra de Kristeller está totalmente desaconsejada por razones obvias. Que personal poco actualizado la siga realizando no quiere decir que esté bien. Y que tu bebé está mejor en tus brazos que en los de cualquier otra persona, sin duda alguna. Luego, como dice la autora, cada cual hace lo que considera en su casa. Pero que la gente pretenda coger al bebé y se moleste si no les dejas (aunque sean los abuelos), es poco respetuoso con ese bebé. Precisamente ell artículo está escrito pensando en el bebé, y no en las personas “a las que les hace ilusión” esta u otra cosa cuando el recién nacido sólo quiere estar tranquilo y sin sobresaltos.

  6. Me ha gusto mucho este post y tienes mucha razon. Con nuestro segundo hijo tuvimos muy pocas visitas en casa (1 familiar y una vecina de toda la vida), pues los segundo vinieron, dieron un besito a cada uno y casi se fueron; pero los primeros esperaron que les dieramos de todo, me quitaron el sitio en el sofa y se quejaron que teníamos la casa sucia. Encima.
    Y en el hospital eche de menos alguna visita y si hubiera tenido fuerzas hubiera echado personalmente a mi suegro porque se enfadó muchísimo porque vino la doctora a verme y revisar los puntos, a parte se quedó un rato en la habitación hablando de como iba todo (se traia ella misma el café) Mi suegro montó un circo en el pasillo y no quiso casi volver a entrar. Mis padres lo encontraron muy normal lo que hizo la doctora.
    A parte de mi marido la doctora y la comadrona fueron las únicas visitas que tubímos.

    1. Estimada Maria Dolors, gracias por tu comentario. A mi no me parece mal lo que cuentas de la doctora que fue a verte, aunque se llevara el café… Muchas felicidades por esos dos hijos que tienes. Un saludo.

  7. Muchas gracias, ya lo he compartido pero creo que me harán poco caso… 😦 He tenido una niña hace poquito y ya estoy embarazada de otro y tengo pánico al primer mes… mi niña nació justo antes de navidad y entre que la gente estaba medio de vacaciones y que vivo en una zona comercial… no paraba de recibir visitas, había gente que venía varias veces! Y yo con los puntos y un bebé que no paraba de mamar, no me dejaba ni dormir hasta que aprendí a dormirme con ella en el pecho 🙂 Y efectivamente el mejor regalo era traer algo sano de comer (cosa que solo hizo mi madre) y totalmente de acuerdo con mandar mensajes pero añadiría un poco de comprensión a la hora de responder a todos (yo me dedicaba a responder a las 4h de la mañana mientras daba el pecho y alguno se me coló y me lo echó en cara 4 meses después).
    En resumen, gracias.

    1. Felicidades por este nuevo embarazo. Espero que con este hijo y con la experiencia del primero, no te pase lo mismo. Déjalo claro a todos los familiares que vayas viendo, que por favor esperen a que vosotros les digáis cuando es el mejor momento para ir a veros. ¡Ánimo!

  8. A mi no me parece nada exagerado. Yo he tenido visitas incómodas en el hospital (nada más llegar a la habitación después de dar a luz, con SÓLO una sábana encima de mi nińo y mía, TODO el mundo me vió todo), en casa (horas en las que yo sólo quería dormir y no podía), comentarios fuera de lugar de personas que no son profesionales (pediatras, matronas, etc) y que te quitan a tu bebé de las manos sin ni siquiera preguntar. Yo advertí que no quería ese tipo de situaciones y las tuve igualmente. Piensas que los demás van a tener más sentido común y aunque hay cosas que lo hagan por mejor, no es el caso. Yo tuve una depresión post-parto muy dura y con según que tipo de comentarios y acciones puedes llegar a sentirte muy mal. Puede ser que yo sea más sensible que las demás mamás, pero no veo nada exagerado este post.

    1. Estimada Mc. Siento leerte. En personas como tú es en quienes me he basado para escribir esta entrada. Es una pena que tengamos que aprender a palos. Si vuelves a tener otro hijo asegúrate de poner a tu pareja de guardián y que no se os acerque nadie sin ser invitado. Un abrazo.

  9. A mi sinceramente me ha encantado, parí hace 9 meses y todavía tengo el “trauma” de las visitas, resumo: pari a las 00:45 la noxe dsd d romper un poco la bolsa a las 7 la mañana y haber pasado esa noxe d insomnio enterita, no haber dormido en todo el proceso de dilatación y dormir una hora solo después de pari cn la incomodidad d star x primera vez en un hospital, pues amaneció y no pararon las visitas, hubo un momento q conte 20 personas en la habitación, no sabia ni quien tenia a la bebe y menos aun el padre q se quito del.medio por no liarla, era su familia, no me dejaron cenar, se fueron y me jarte llorar del agobio, cansancio, y por no matAr a alguien… Y a mi si me han despertado a la niña mil veces por verla con los ojos abiertos

  10. Hola,
    Entiendo lo estresante que es tener el primer bebé y que hay que prepararse para su llegada y que el primer mes es todo nuevo pero no hay que olvidar que lo que a ti te molesta hoy de tus visitas, mañana, tu hijo, posiblemente se convierta molesto para tus amigos, familia, etc, cuando les visites y empiece a gritar, a saltar por los sofás…Lo digo por experiencia por ser yo la que me quejaba de un llanto en un restaurante y ahora soy yo la que sale con la cara roja y media cena sin comer corriendo de los sitios. Nadie es perfecto. Con paciencia y buenas palabras se entiende la gente, así que con esas visitas incómodas, ya te las apañarás pero habrá otras visitas que te alegrarán el día y serán para tí y sobre todo para el bebé necesarias (el necesita de más personas también, como por ejemplo su papá). Pero eso se aprende con el tiempo, cuando ya lo has pasado. Creo que no hay que mantener ciertas actitudes porque con el tiempo, irán en tu contra y entonces la gente te dará consejos a ti para cuando les visites con tu hijo porque sí, él también se pondrá malito y contagiará su catarro, él ensuciará la casa de los demás y entonces comprenderás y agradecerás que los demás tengan paciencia y que sean comprensivos, intenta serlo tú también.

    1. No soy Madre aún recién me he casado hace unos meses, y soy muy felíz…!! No me imagino todo este lío…..sinceramente me he preocupado Pero Maria, que sepas que tu mensaje me ha llegado al alma, que importante es escribir desde dentro del alma, y pasada la experiencia. Solo el tiempo nos da la razón, pero solo por un tiempo, porque como dices, las situaciones cambian, y pasado ese tiempo, lo que fué tu razonamiento ya no lo es… del todo, Sabes que los comentarios me dejaron preocupada…. y más porque aquí no tengo familia digo padres hermanos(as)…:( y si muchísimos amigos….y uno que otro familiar…!! Aún así que sepáis que vuestros comentarios me han abierto la mente, para evitar ser cuadriculada, los ojos… el corazón y la boca… me ha ayudado tener todos vuestros puntos de vista….!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s