¿Anticonceptivos? Cariño, de eso te encargas tú.

Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter

foto anticonceptivos
Empiezo este post porque hace unas semanas pedí que me sacaran el implante anticonceptivo que me habían puesto en el brazo hace menos de un año. Me lo puse porque me iba de viaje con mi familia. Me lo vendieron como la bomba y… me lo creí. Una vez que te lo ponen, te olvidas de todo hasta dentro de tres años, que es cuando te lo tienen que sacar. Me dijeron que la eficacia contra el embarazo era prácticamente del 100% y que era muy probable que no tuviese ni reglas. Para un viaje de varios meses parecía la mejor opción.
No sé las demás usuarias qué nivel de satisfacción tendrán con él. Aquí yo solo os puedo contar la mía. Desde su inserción, mi libido estuvo con encefalograma plano. Al principio lo achaqué al viaje, al cansancio, a tener dos niñas pequeñas… Hasta que encontramos nido, nos asentamos y me di cuenta de que era como si hubiese sido castrada. Mi interés por el sexo era inexistente. Mis necesidades sexuales biológicas no estaban ahí… Sí, era realmente eficaz para evitar un embarazo.
Después, reflexionando sobre esto, me he dado cuenta de cómo nos la han colado. Ésta y tantas otras. Cuando hablamos de medios de barrera, el condón masculino se lleva la palma. Simplemente es lo más fácil. Cubrir un pene es bastante más fácil que hacer lo mismo con una vagina. Ahora bien, cuando hablamos de manipular el funcionamiento de las hormonas… todos los anticonceptivos son para la mujer. Llevo años, muchos, oyendo que el anticonceptivo hormonal masculino está a la vuelta de la esquina. Y estoy prácticamente convencida de que quedan otros muchos más años con idéntico resultado. No interesa. A nosotras nos han vendido la moto. Sé la dueña de tu cuerpo, controla tu fertilidad, la liberación de la mujer… ¿a qué precio? ¿De qué me sirve hormonarme para no quedarme embarazada si voy a tener una larga lista de efectos secundarios, entre ellos inapetencia sexual? He oído a muchas, muchas mujeres que dicen que la píldora les iba fatal y no sé hasta qué punto, muchas de las que han seguido tomándosela, ha sido a pesar de ciertas molestias que no son para tanto…
Nos han colado que somos nosotras las que debemos evitar un embarazo no deseado, porque claro, somos nosotras las que nos embarazamos. Que un hombre se hormone para no ir dejando a las mujeres embarazadas por ahí, es impensable. Incluso en la mayoría de relaciones estables y duraderas, la anticoncepción suele recaer en el cuerpo de la mujer.
Sin contar las ligaduras de trompas que se han hecho durante una cesárea, aprovechando que la cavidad abdominal está abierta, hay muchísimas más mujeres que se someten a este proceso que hombres que se someten a una vasectomía.
Ésta última, es una operación ambulatoria, no requiere ingreso hospitalario ni quirófano. Se realiza con anestesia local y se tarda unos 15-20 minutos en realizar. Después de esto el hombre se va a su casa tan tranquilo por su propio pie. Todo sigue funcionando igual porque la barrera es mecánica. No hay ninguna alteración hormonal. Simplemente se les ha cerrado el paso a los espermatozoides.
Para hacer una ligadura de trompas, la mujer necesita pasar por quirófano. Necesita ingresar antes, necesita sus pruebas de anestesia y necesita sus días de postoperatorio porque para hacer esta operación hay que entrar en la cavidad abdominal ya que se trata de una cirugía mayor en toda regla. Sin embargo, muchas más mujeres se someten a esta operación con muchos más riesgos, dificultades y complicaciones que su homóloga masculina porque… pues por lo mismo. Porque nos han hecho creer que esto es cosa nuestra, que nosotras somos las que nos encargamos de todo lo relacionado con la anticoncepción y porque no importa que nosotras hayamos gestado, parido y amamantado a las criaturas de nuestra familia, que si decidimos que no queremos tener más hijos y que no nos queremos hormonar más, los medios tenemos que seguir poniéndolos nosotras.
Como comadrona, en numerosas ocasiones he asesorado a parejas sobre este tema. He oído respuestas de lo más variopintas cuando les he hablado de la vasectomía.
-¡Uy! que me da mucha cosa.
-A mí que me hurguen en mis partes, mejor no.
-¿Qué me van a pinchar en los huevos? De eso nada…
Eso. De eso nada. Mejor que te operen a ti a que me den un pinchacito a mí, que total, de estas cosas te encargas tú, cariño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s